25 julio, 2019

Qué es el cómputo en la nube y cuáles son sus alcances

Sharing is caring!

El cloud computing o cómputo en la nube es el espacio virtual a través del cual se puede realizar una serie de tareas que antes requerían de hardware o software y que ahora utilizan la nube como forma de acceso, almacenamiento y gestión de datos. Gracias al avance del cómputo y el desarrollo del internet es que se puede hospedar información para que cualquiera pueda acceder a ésta a través de cualquier dispositivo.

Aunque todavía es algo que genera incertidumbre, el servicio en la nube avanza de forma interesante en el mundo. Datos de la firma RapidScale apuntan que existen 2.400 millones de personas que ya la usan de alguna forma, además, asegura que para 2020 cuatro de cada cinco pequeños negocios se incorporará a esta tecnología.

De acuerdo con Gustavo Parés, director general de NDS Cognitive Labs, empresa mexicana dedicada al desarrollo de soluciones en la nube, la adaptación de las empresas al cloud computing en América Latina va por buen camino; de hecho, según datos de CenturyLink y Statista, esta tecnología representa un valor de 180.000 millones de dólares en la región.

“Hablar del cómputo en la nube que utilizan las grandes corporaciones es algo que se ha convertido en un tema cotidiano, y es que la amplia oferta de servicios de este tipo de tecnología la han vuelto accesible para casi cualquier sector”, señala Parés. 

Es por ello que NDS Cognitive Labs enlista cuáles son los alcances de esta tecnología:

Reducción de costos 

Antes, sólo las grandes empresas eran capaces de utilizar software y servicios de tecnologías de la información, por los cuales debían pagar grandes cantidades de dinero por las licencias. Igualmente, si el hardware y el software llevan instalados cinco años o más, entonces seguramente pronto comenzarán a fallar y a ser obsoletos, ya que los volúmenes de datos y transacciones son cada vez mayores, las bases de datos necesitan una reorganización constante y el procesador irá lento, también toda la infraestructura necesitará más atención y gestión.

El cómputo en la nube elimina el gasto en compras de hardware y software, instalación y mantenimiento. Una infraestructura 100% de cloud computing se traduce en una menor inversión. Además, el manejo de las infraestructuras técnicas de los clientes está también externalizado, resultando en un considerable ahorro de mano de obra para la empresa y sus empleados

Respaldo y confianza

Uno de los principales problemas de almacenar datos en una misma unidad, es que si por alguna razón ésta se avería, es difícil o en ocasiones imposible recuperar la información. La nube permite realizar respaldos de los datos almacenados, recuperación ante desastres. Otra de sus principales ventajas es albergar información en los sitios correctos para evitar redundancia de datos o el uso de espacios innecesarios.

Por otro lado, las fallas de hardware no provocan la pérdida de datos, gracias a las copias de seguridad en la red.

Trabajo remoto 

En varias ocasiones, si no se cuenta con el ordenador indicado es imposible acceder a los archivos para consultar datos o ingresar a un documento. El cloud computing permite ingresar a cualquier archivo, desde una computadora, smartphone o tablet que tenga acceso a la red. Esta tecnología hace posible, la interacción de los usuarios para colaborar en documentos, entablar conversaciones, entre otras funciones. 

Escalabilidad

La nube se basa en modelos gratuitos y de paga. Las empresas sólo contratan la infraestructura que necesitan durante cierto tiempo y tienen la posibilidad de ajustar conforme sus necesidades vayan creciendo o dependiendo las temporadas o picos de uso. Los clientes añaden o eliminan servicios en función de lo que requieren, evitando la inversión en infraestructura propia que con el tiempo se vuelve obsoleta. Es decir paga por lo que necesita y cuando se necesita.

Si durante un periodo determinado, la firma requiere más almacenamiento de datos, basta con ampliar sus servicios y de manera instantánea los obtiene, lo mismo pasa si necesita restar funciones.

Tecnología siempre actualizada

La tecnología avanza rápidamente, por lo que es necesario actualizar las funciones del software que se contrata, si no se hace a tiempo existen problemas de compatibilidad o lectura de nuevas interfaces. Con los servicios de la nube, los clientes tienen la certeza de que sus servicios siempre estarán actualizados, lo cual se hace de manera automática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *