¿Puede la transformación digital acelerar la reactivación económica de las empresas?